“Descubre Suramérica: Cosas que ver y hacer en Ecuador “

Quito - Ecuador

Paco Nadal nos cuenta como le fue en su viaje por Ecuador….

Es un país pequeño pero muy diverso y lleno de lugares interesantes. No tiene playas cálidas, como las del Caribe, ni ruinas arqueológicas de la importancia de las de Perú, pero es uno de los grandes destinos de naturaleza de Sudamérica (naturaleza que va más allá de las islas Galápagos). Un país para caminar, para descubrir paisajes soberbios de volcanes y lagunas, para alojarse en haciendas centenarias del altiplano o visitar bellas ciudades coloniales, como Quito, la capital. Aquí los lugares recomendables de Ecuador que he visitado estos días:

El Tren Quito – Guayaquil

250 millones de dólares ha costado reacondicionar el viejo ferrocarril andino, inaugurado en 1908 como una de las grandes obras de ingeniería civil del continente. Tras años de abandono, funciona ya para recorridos turísticos en varios tramos y se espera que el trazado completo Quito-Guayaquil (unos 450 km) se abra en enero. Una experiencia viajera más que recomendable. El tramo más espectacular es el de la Nariz del Diablo. Yo hice el tramo Quito-El Boliche (sube a 3.550 mts de altitud): la salida de Quito no es muy agraciada de paisaje, pero luego mejora y se divisan hasta 10 volcanes. Es además una buena opción para acercarse al Cotopaxi. Muy buen servicio y precios más que razonables.

Un paseo a caballo por el Cotopaxi

Magia pura. El Cotopaxi es el volcán más fotogénico de Ecuador: el cono perfecto… y coronado por hielos eternos. Si no vas a subir a la cumbre, otra buena manera de disfrutar del parque es hacer una ruta a caballo. Cabalgar con los chagras (vaqueros ecuatorianos) por los campos yermos e infinitos del altiplano, sintiendo en el rostro el viento punzante y el frío de las alturas (subes hasta 4.100 metros) mientras alrededor se elevan majestuosos el Cayambe, el Cotopaxi, el Rumiñahui y otros gigantescos volcanes… no tiene precio.

Termas de Papallacta 

Un país lleno de volcanes es también rico en aguas termales. Estos baños, a una hora y media de Quito, son uno de los más famosos, limpios y bien acondicionados. Si el día está claro te puedes bañar con vistas alNevado Antisana. Curiosamente el agua pese a ser termal es transparente y no huele a sulfuros.

Dormir en una hacienda

Las haciendas son los grandes latifundios del Ecuador. Muchas se han reconvertido en alojamientos rurales con encanto. Estuve en dos: Hacienda Pinsaquí, en Cotacachi, cerca de Otavalo; una maravillosa estancia con 300 años de antigüedad donde solía alojarse Simón Bolívar cuando iba de paso. Una preciosidad de casa y de jardines, donde se respira la historia. Y Hacienda El Porvenir, en el parque nacional del Cotopaxi: me encantó porque aunque es de nueva construcción la casa se integra muy bien en el paisaje, es cálida y acogedora, rodeada de un paraje mágico de volcanes y altiplanos y tiene precios más asequibles.

Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas 

Otra excursión recomendable desde Quito por su cercanía. La zona protegida comprende el volcán Cuicocha y la laguna del mismo nombre, formada por inundación de uno de los cráteres secundarios del volcán. Un buen sitio para hacer trekking porque se ha habilitado un sendero señalizado muy espectacular que rodea toda la laguna por el borde del cráter: se necesitan unas cinco horas. Hay un restaurante al pie de la laguna.

Comer y dormir bien en Quito

En Quito me deleité comiendo en el restaurante Lua, del chef peruano Alexander Lau; los mejores ceviches y tiraditos que he probado en mucho tiempo, además con influencias mediterráneas; muy recomendable si buscas cocina andina de autor. También se come muy bien en el elegante salón de ambientación “retro” de Theatrum, el restaurante delTeatro Nacional Sucre. Más barato y popular pero con buen ambiente es el Hasta la vuelta, Señor, típica fonda quiteña en el centro comercial Arzobispo, en pleno centro histórico. Y si tienes poco presupuesto, en cualquiera de los almorzaderos del centro encuentras menús (sopa, seco y bebida de cola). Muy recomendable el hotel Casona de la Ronda, un caserón del siglo XVII rehabilitado en la calle de La Ronda, la que tiene mejor ambiente del centro histórico. También está muy bien el hotel Anahí, cerca de la zona de marcha de La Mariscal; un hotel boutique nuevo y con decoración ecléctica. Aceptable y más económico, el hotel boutique Plaza de Sucre. Si quieres darte un capricho recomiendo el nuevo hotel Gangotena, en la plaza de San Francisco, la más bonita del centro histórico, el alojamiento más lujoso, caro y exclusivo de la ciudad.

La noche de Quito

El centro histórico de Quito queda muerto por la noche, a excepción de la calle de la Ronda. Pero hay un ambientazo sensacional en la zona de La Mariscal, el “barrio rosa” de la ciudad. Muchos bares, restaurantes con terrazas y discotecas en torno a la plaza Foch. Ambiente joven, urbano y pelucón (versión local del pijo). Recomendables el bar El Pobre Diablo (cenas, copas y conciertos de jazz en vivo) y la discoteca El Aguijón (salsa lo miércoles, actuaciones en directo los jueves). También el No Bar .

 Fuente : Paco Nadal, elpaís.com

Anuncios

4 pensamientos en ““Descubre Suramérica: Cosas que ver y hacer en Ecuador “

Deja un comentario o solicítanos información

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s